No hay nada ni nadie que me separe del amor de Dios

En abundancia o en escases, tu fidelidad al Señor debe prevalecer porque te ha dado la vida terrenal y la eterna. Somos frágiles, hombre y mujeres por igual. Queremos hacernos los fuertes pero tenemos debilidades que debemos trabajar. Es necesario tener voluntad para hacer lo que no nos agrada con el objetivo de obtener lo bueno que nos agrada. Es …

Leer más

Hasta que el ministerio nos separe

Servir a Cristo como matrimonio es uno de los privilegios de quienes han sido llamados al ministerio pastoral. Cuando las responsabilidades ministeriales no se manejan correctamente, sin embargo, puede acabar con la vida de la pareja. Hasta que el ministerio nos separe Dieciocho meses después de nuestra boda nació nuestro primer hijo. Un mes más tarde entramos a un seminario, …

Leer más